Contacta con nosotros 986 110 336

fisioterapia sexual

Fisioterapia sexual

La fisioterapia sexual contempla al conjunto de técnicas aplicadas para tratar la desaparición del dolor en el caso de la dispareunia o coitalgia, tanto en hombres como en mujeres, la reeducación perineal en caso de eyaculaciones precoces, vaginismos, e incluso disfunciones sexuales.

La dispareunia es más habitual en la mujer que en el hombre, provocándose en éste por problemas relacionados en muchas ocasiones por infecciones en la uretra, en las vesículas seminales, en la glándula prostática o en la vejiga urinaria, si bien también por fimosis. En algunos casos pueden provocarse por el contacto con el DIU o por la utilización de algunos espermicidas.

Por su parte, las mujeres tras el parto natural, por forceps o  episiotomía, pueden reflejarse este tipo de molestias.

La dispareunia se describe como el dolor antes, durante o después de una relación sexual con penetración. El dolor puede manifestarse en forma de picazón, ardor, sensación de quemadura, contracción o dolor cortante situado en la región pélvica, en el abdomen o en la parte tanto interna como externa de la vagina. Puede ocurrir que alguna mujer haya sentido en algún momento en una relación un dolor similar, no teniendo que ser ésto una dispareunia, para considerarse este tipo de patología debe ser mantenida en el tiempo.

Vaginismo

Se conoce dicho término como la incapacidad o, más bien, la dificultad para poder realizar un coito con penetración. En muchos casos se produce por una contracción involuntaria del la musculatura perineal. Esto no tiene ninguna relación con la falta de excitación o la incapacidad de poder lograr un orgasmo a través de diferentes juegos sexuales debido a que la disfunción no está ligada al deseo sexual.

En muchos casos el vaginismo se relaciona con causas psicológicas derivadas de una mala experiencia, del miedo al dolor o bien al posible embarazo. En otros casos puede darse como respuesta a diferentes traumas, creados en el parto o por  una intervención a nivel ginecológico. Por ello es muy importante el tratamiento multidisciplinar encontrando en la fisioterapia una  respuesta.

Anorgasmia - Disorgasmia

La anorgasmia se denomina como la ausencia del deseo o del placer, dando como resultado la inhibición total del orgasmo tras una fase de excitación normal, producida por una estimulación adecuada en cuanto a intensidad y tiempo. Es, junto a la falta del deseo sexual, una de las patologías más vinculadas a la mujer. En el caso de los hombres puede deberse a un problema enmascarado de eyaculación precoz.

Encontramos diferentes tipos de anorgasmias como:

  • Anorgasmias relativas: las cuales llegan a obtener el placer o el orgasmo sólo con determinas prácticas, bien sólo con penetración o con estimulación externa…
  • Anorgasmias situacionales : aquellas que sólo consiguen el orgasmo bajo un determinado ambiente, bien en un lugar, en una situación…
  • Anorgasmia absoluta: no es capaz de conseguir un orgasmo independientemente de la excitación o la práctica realizada
  • Anorgasmia secundaria: después de haber tenido anteriormente orgasmos no es capaz de conseguir obtener otro indiferentemente de la práctica que se realice.

Desde la fisioterapia podemos ayudar a encontrar una solución desde la toma de conciencia de esa musculatura. Podemos encontrarnos con problemas de vaginas abiertas después de partos, dolores en la entrada vaginal que impiden la relajación de dicha musculatura. Para ellos utilizaremos diferentes técnicas para buscar la normalización. En muchos casos se aconseja que se acuda con la pareja.

¿Qué podemos hacer desde la fisioterapia uroginecológica?

Se realizaría una batería de preguntas para saber, como, cuando y donde se producen este tipo de molestias o disfunciones. Se aplicaría un tratamiento especifico de suelo pélvico que consistiría desde la toma de conciencia, hasta el masaje perineal junto con el tratamiento de cicatrices o de puntos tiggers, además de un tratamiento combinado de biofeedback y electroestimulación para la tonificación de toda la faja perineal o, bien el tratamiento con biofeedback negativo para conseguir una relajación. Se realizarían técnicas de relajación diafragmática y respiración.