Contacta con nosotros 986 110 336

incontinencia urinaria en el hombre

Patologías del aparato urológico masculino

En el caso del hombre, como en la mujer, la incontinencia se conoce como la pérdida involuntaria de orina, afectándole de la misma manera que la mujer, la gran diferencia es que en el caso del hombre suele ser la consecuencia derivada de procesos tales como inflamatorios, quirúrgicos, cancerosos, prostáticos o bien neurológicos.

Los últimos estudian realizados arrojan la cifra de que dicha incontinencia es sufrida en un 5% en hombres de entre 50-65 años, aumentando esta hasta en u 50% en mayores de 65.

Se puede considerar incontinencia a la pérdida de algunas gotas de orina antes de iniciar la micción hasta la pérdida completa por un vaciado involuntario de la vejiga.

Las patologías más comunes en el caso del hombre son:

Incontinencia urinaria de esfuerzo

Conocida como la pérdida de orina al realizar algún tipo de actividad tal como correr, andar, saltar, coger un peso, toser, levantarse… Suelen provocarse por la contracción involuntaria de la vejiga en las fase de llenado.

Síndrome de hiperactividad vesical o vejiga hiperactiva

Se provocan contracciones vesicales que no pueden ser inhibidas a través del cerebro. Se presenta como la necesidad de ir urgentemente a orinar, aumentando así la frecuencia miccional tanto diurna como nocturna.

Cirugía prostática

Como resultado de una prostatectomía pueden originarse diversas secuelas como la incontinencia urinaria de esfuerzo y/o la disfunción sexual. En estos casos la fisioterapia obtiene muy buenos resultados debido a que tras la intervención pueden quedar un goteo constante durante la marcha debido a que un mecanismo importante en el cierre uretral se ha visto modificada, por ello es muy importante utilizar la musculatura perineal como ayuda a ese cierre. En estos casos se aconseja realizar sesiones antes de la intervención para que el tratamiento postoperatorio sea más efectivo.

Síndrome de miccion no controlada

Se produce por la imposibilidad de vaciar toda la orina almacenada en la vejiga debido a la no coordinación entre la musculatura perianeal, del esfinter uretral y los músculos de la vejiga. Normalmente cuando la musculatura de la vejiga se contrae la musculatura perineal y el esfinter uretral deben relajarse para permitir la salida de dicha orina, en estos casos esta relajación no se produce provocando en ocasiones infecciones urinarias, reflujo uretrovesical e incontinencias. El diagnóstico debe ser realizado por un médico especialista, la fisioterapia puede aportar el trabajo para la relajación de dicha musculatura utilizando biofeedback negativos.

Cáncer de vejiga

El cáncer de vejiga es el segundo más frecuente después del cáncer de próstata. Ocurre en un mayor número en hombres que en mujeres. Dependiendo de la intervención que se realice la fisioterapia podrá ayudar a tratar los principales efectos secundarios y complicaciones que conlleva.

Disfunción eréctil

Se denomina a este término como la incapacidad de tener una erección o bien como el mantener una erección durante un corto periodo de tiempo no logrando con esta satisfacer una relación sexual.
Aunque podemos decir que todos los hombres experimentan en algún momento de su vida una disfunción eréctil, tendríamos que plantear como problema el no poder mantener una erección durante el coito en torno a un 25-30 por ciento de los intentos.
Desde la fisioterapia podemos intentar enseñar a contraer dicha musculatura, y sobre todo el despertar propioceptivo de todo su estructura perineal.